Cuando naces tu lloras y todos a tu alrededor sonríen. Vive de tal manera que cuando mueras seas tú el que sonrías y los demás los que lloren.

Esta frase existe desde hace mucho tiempo, pero hasta que Aquarius no ha decididio sacarla en un anuncio, no ha triunfado; y hoy voy a reflexionar sobre ella.
La frase menciona dos momentos: el de nacer y el de morir, pero es, únicamente, una insinuación sobre como deberían ser los infinitos momentos que pasan entre esos dos.

Hace unos meses, con el colegio, hice un viaje a Italia y en las interminables horas de autobús, tuvimos unas cuantas charlas “trascendentales”, hablando de filosofía, de la vida etc… Así se me ocurrió preguntarme cuáles son las diferencias entre un hombre al nacer, y ese mismo hombre al morir. Pensé que únicamente había una: el que va morir ha adquirido conocimientos.

Conocer.
1. Averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas.
2. Entender, advertir, saber, echar de ver.

Esos conocimientos son la base de todo lo que hacemos, de todo lo que acabamos siendo y de aquello en lo que nos vamos convirtiendo con el paso del tiempo. Gracias a esos conocimientos actuamos, y gracias a nuestros actos causamos impresiones en las demás personas. Esas impresiones, a su vez, son generadoras de “conocimientos” para los demás. Son las impresiones que causamos en los demás el motivo final por el que actuamos.
Si esta última frase es cierta, cabe preguntarse, ¿y cuál es la mejor impresión que podemos causar en alguien? Pues, en mi opinión, la mejor es aquella que cause alegría, pero que a la vez, enseñe a los demás a no retener esas buenas sensaciones recibidas, sino que las repartan también por el mundo.

Por eso creo que la persona más valiosa de todas, aquella que convierta su vida en algo digno de vivir, en una auténtica aventura, es aquella que, aún mientras se esté muriendo, los que le quieran y que le rodeen sonrían orgullosos y piensen:
“ha sido feliz, ha aprendido y enseñado, ya no le queda más por hacer y merece la muerte, simplemente como un descanso bien merecido”.

No debemos descansar ni perder el tiempo en esta vida. Simplemente vamos a aprovechar lo poco que tenemos, que ya nos llegará el momento de tumbarnos, cerrar los ojos y permanecer así toda una eternidad.

Now we are sitting and thinkin of what you did
When you can lay back and enjoy it through the kids

P.D.: Prometo que ya pondré canciones de otro grupo pero es que esta viene al pelo con esta entrada…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s