Motivos para no escribir un blog por los que he llegado a este punto en mi vida:

Buenos días, damas y caballeros. Disculpen si les llamo de esta manera, pero es que aún no les conozco suficiente.
Ni siquiera sé si existen, porque después de dedicarle mucho tiempo a pensar, siguen sin ocurrírseme motivos por los cuáles alguien leería un blog mío.

A pesar de esto, sí que sé que hay una dama “x” en concreto (la conozco lo suficiente como para saber que se merece que la llamen así) que estará leyendo este blog y que quería, puede que por curiosidad, que yo empezara este blog con la primera parte del título de esta entrada. Y como no tiene sentido un tocho si no va acorde con el título, pues nada, aquí van motivos por los que no estaba en este punto de mi vida, el de escribir un blog:

– Muchas veces tengo ganas de escribir, cualquier cosa, lo que me salga, y el motivo principal de que me guste es que sé que, después de escribirlo, puedo leerlo para mí, sin tener que compartirlo. Considero que lo que escribo es algo que se ha escrito solo o lo ha escrito mi subconsciente, o quizás algo que yo tenía dentro, y al poder leerlo con los ojos es como si lo sacara fuera, pudiendo así averiguar cosas nuevas que antes no veía. Me gusta sentir que al escribir obtengo solo para mí una mínima, única e irrepetible parte de conocimiento. Pero no es exactamente egoísmo, se trata de que, como yo soy el que lo ha escrito, pienso que yo lo puedo ver desde un punto de vista que no existe para los demás, y eso hace que ese papel sea único para mí y distinto para cualquier otra persona. Lo sentía como tener un tesoro del que te puedes aprovechar pero que no debes compartir. Solía tener miedo de que si otra persona lo leyera, no consiguiera entenderlo y entonces esas palabras escritas perdieran la “magia” que tenían para mí.
En resumen, no veía necesidad de compartir lo que escribía.

– En segundo lugar, prefiero escribir a mano pero no porque sea más natural ni nada por el estilo, simplemente se trata de que soy zurdo, me gusta serlo y creo que si hubiera nacido diestro sería otra persona muy distinta a la que soy. Cuando escribo con la mano izquierda me acuerdo de que soy zurdo, pero cuando estoy con el teclado… tengo que aguantar que mis dedos de la derecha se encarguen de la mitad de las letras y cualquier cosa en la que participe mi derecha pierde toda la gracia.

– Al escribir en un blog me parecía que tarde o temprano, a pesar de lo que me habían dicho, te acabarías sintiendo obligado a actualizar a pesar de que no tuvieras nada que decir. Y, sinceramente, escribir palabras que después al leerlas no te digan nada me haría sentir como una persona que pierde mucho el tiempo (y es cierto que lo pierdo, pero no me lo quiero confirmar)

– Por último, el motivo más importante y quizás parecido al primero, es que cuando escribo, mi forma preferida es hacer escritura automática; escribir lo que me salga y que me dé tiempo a que mis trazos vayan a la misma velocidad que mi mente para que todos los pensamientos se queden plasmados con tinta pero un texto así, ¿qué sentido tendría mostrárselo a los demás?

A pesar de esto ha habido dos motivos que me han hecho cambiar de opinión:

– Si cambiamos un poco el primer motivo de arriba, se ve claro que me gusta escribir, y que nunca le diría “NO” a descubrir nuevas maneras de hacerlo.

– Pero lo principal, lo más importante: varias personas que me importan y sin conocerse entre ellas, me han dicho que les gustaría que yo tuviera uno… y la Navidad es un momento típico de dar y repartir alegrías, de hacer favores. En cierto modo, quiero que este blog sea un REGALO para las personas que vayan a disfrutar al leerlo. No creo que yo tenga la necesidad de escribir ni nada de eso, pero si va a hacer feliz a otros, pues se hace.

Y esto no es todo. Es solo el principio de todo, ¿llegará el final?, ¿cuándo?, ¿en qué se convertirá este rincón mientras dure? ¿acabará siendo algo importante para mí? Todo esto, lo sabremos (espero) dentro de no tanto tiempo.

Nota: aprovecho ahora que tengo un hueco para mostrarme en público para preguntar dudas importantes que me vendría bien responder:
1) ¿alguien ha probado la espuma para arreglar pinchazos de bicicletas?, ¿funciona o es un timo?
2) ¿hay algún sitio en Sevilla donde vendan el disco “Hot Space” de Queen?
3) ¿alguien tiene spotify premium y está dispuesto en gastar una de sus invitaciones para mí? 😀
4) Lo que más me intriga: ¿qué es lo que hace que la teoría de que el universo se expande y contrae una y otra vez parezca tan lógica, si implica que el universo sea eterno pero finito?

Y nada, lo último, una frase que escribí hace un tiempo, por si a alguien le pueda servir para reflexionar, debatir, pensar o convencerse de que no le gusta este blog:

“No creo que hacer algo que te gusta dé la felicidad, lo que hace feliz es, en mi opinión, el saber que fuiste tú el que eligió hacer eso que te gusta.”


La canción que preferiría escuchar de entre todas las que he escuchado si ahora mismo me estuviera muriendo… inmejorable a partir del 3:00

Os deseo un año nuevo lleno de momentos que hagan que dentro de un tiempo miréis el 2011 con cariño. Tengo la corazonada de que este, para mí, va a ser un buen año.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s